Dialogos en confianza: me quiero separar.

En México cada vez son menos las personas que se casan y más las que se divorcian.
Existe el mito de que los jóvenes no se casan por miedo a comprometerse, o para evitar futuros problemas si deciden separarse, pues un divorcio es “engorroso”. Ante esto muchos eligen vivir en unión libre, pero ¿cuáles son las diferencias? ¿Qué compromisos se adquieren aunque no se firme un acta matrimonial?
En contraste, están las parejas que llevan cierto tiempo conviviendo y que deciden que es mejor seguir la vida por separado, pero ¿a qué se enfrentan ya sea casados o en unión libre?

Compartir